Todo para tu cultivo | Carpas indoor | Fertilizantes | Semillas | Luces para cultivo y mucho más.

Compra 100% Segura | Envios express y pagos contraentrega en Bogotá.

Métodos para realizar extracciones y concentrados de cannabis

Copyright https://sinsemillast.com/

Los concentrados de cannabis son productos que se obtienen a partir de la extracción de los cannabinoides y terpenos de la planta de cannabis. Estos compuestos se encuentran en los tricomas, unas estructuras microscópicas que se encuentran en la superficie de las flores y hojas de la planta.

Los concentrados de cannabis se pueden consumir de diversas maneras, como vaporizándolos, fumándolos o añadiéndolos a alimentos o bebidas. Son una forma muy potente de consumir cannabis, ya que pueden contener concentraciones de cannabinoides muy elevadas, de hasta un 90%.

Métodos de extracción

Los métodos de extracción de concentrados de cannabis se pueden clasificar en dos categorías principales:

  • Extracción con solventes: Este método utiliza un solvente, como el butano, el propileno o el CO₂, para disolver los cannabinoides y terpenos de la planta. Una vez que los compuestos se han disuelto, el solvente se evapora y se queda con el concentrado.

  • Extracción sin solventes: Este método no utiliza solventes, sino que utiliza calor y presión para extraer los cannabinoides y terpenos de la planta. Los métodos más comunes de extracción sin solventes son el rosin y la prensado en frío.

Extracción con solventes

La extracción con solventes es el método más común para extraer concentrados de cannabis. Es un método relativamente sencillo y eficaz, pero puede ser peligroso si no se realiza correctamente.

El proceso de extracción con solventes se divide en dos etapas:

  1. Etapa de extracción: En esta etapa, el solvente se utiliza para disolver los cannabinoides y terpenos de la planta. El material vegetal se coloca en un recipiente cerrado con el solvente, y luego se agita o se calienta para que el solvente pueda penetrar en el material.
  2. Etapa de evaporación: En esta etapa, el solvente se evapora, dejando atrás el concentrado. El solvente se puede evaporar al aire libre, o se puede utilizar un equipo especial para acelerar el proceso.

Los solventes más comunes para la extracción de concentrados de cannabis son:

  • Butano: Es el solvente más utilizado, ya que es relativamente barato y fácil de encontrar. Sin embargo, el butano es inflamable y puede ser peligroso si no se maneja correctamente.
  • Propileno: Es un solvente más seguro que el butano, pero también es más caro.
  • CO₂ supercrítico: Es un solvente que se encuentra en un estado intermedio entre el líquido y el gas. El CO₂ supercrítico tiene una alta capacidad para disolver los cannabinoides y terpenos, pero es un proceso más complejo y costoso que la extracción con butano o propano.

 

Extracción sin solventes

La extracción sin solventes es un método más seguro y respetuoso con el medio ambiente que la extracción con solventes. Sin embargo, es un método más lento y laborioso, y los rendimientos suelen ser más bajos.

Los métodos más comunes de extracción sin solventes son:

  • Rosin: Este método utiliza calor y presión para extraer los cannabinoides y terpenos de la planta. El material vegetal se coloca entre dos placas calientes, y luego se aplica presión para que los tricomas se rompan y liberen sus compuestos.
  • Prensado en frío: Este método utiliza presión para extraer los cannabinoides y terpenos de la planta. El material vegetal se coloca entre dos placas frías, y luego se aplica presión para que los tricomas se rompan y liberen sus compuestos.

 

Tipos de concentrados

Los concentrados de cannabis se pueden clasificar en función de su textura, su consistencia y su contenido de cannabinoides. Los tipos de concentrados más comunes son:

  • Wax: Es un concentrado con una textura viscosa y pegajosa. Su contenido de cannabinoides suele ser elevado, de entre un 60% y un 90%.
  • Oil: Es un concentrado con una textura líquida o semilíquida. Su contenido de cannabinoides suele ser elevado, de entre un 60% y un 90%.
  • Rosin: Es un concentrado con una textura sólida y quebradiza. Su contenido de cannabinoides suele ser elevado, de entre un 60% y un 90%.
  • Live Resin: Es un concentrado que se elabora con flores de cannabis frescas. Tiene un sabor y un aroma más intensos que los concentrados elaborados con flores secas.
  • Salsa de terpenos: Es un concentrado que contiene una alta concentración de terpenos. Tiene un sabor y un aroma muy intensos.

 

Te recomendamos algunos Vaporizadores para Concentrados.